viernes, enero 25, 2008

Eli Eli lanma sabactani (Dios mio Dios mio por que me has abandonado)


Dios perdóname, pues al estar dormido con los ojos abiertos, no te vi allí.

(Oración tras un día que comúnmente se le suele catalogar de espantoso)


- Desde hacia algún tiempo, había comenzado a notar ciertos patrones repitentes en mi existencia. cosas que de mil formas y olores se reconstruían en un recurrente reincidir de circunstancias funestas. Por ello desde el mismo instante en que el encargado de la brigada de catapultas me castigo obligándome a llevar el doble de carga hasta el campo de batalla, por el simple hecho de haber llegado 96 segundos tarde al llamado de formación; preferí no hacerle caso al concierto incesante de gritos y voces dentro de mi cabeza, la opresión de mi pecho, el nudo de mi garganta, el ardor de mis ojos (sucesos que también venia observando como se repetían ante situaciones como estas, ocasionándome peores castigos) y cumplir de buena gana la orden que iniciaba la nueva serie de acontecimientos de indudable horroroso desenlace.

Del campamento a la explanada donde se llevaría a cabo el combate, había unas cuatro horas de distancia, que coincidían con los últimos instantes de una sublime, suave y ligeramente fría noche. La madrugada brindaba un magnifico espectáculo de luces fugaces, bajo el baño plateado de una peculiar luna llena, pero estoy seguro que no fue por ella que cuatro de mis rezagados compañeros no vieron el barranco tras los arbusto, por donde en desbocada perderían la vida en un intento absurdo de orinar los temores de la batalla. Para mi fue por la atroz ceguera que impregna el saber la muerte no como un hecho remotamente seguro, sino como una posibilidad inminentemente cercana. De no haber estado tan cansado por la carga, no hubiera ido 48 segundos detrás de ellos, tiempo suficiente para sostenerme sangrante de un arbusto lleno de espinas y jadeante volver al suelo. Conociendo la mentalidad militar, sabiendo que ellos de todos modos serian contados como bajas de la batalla, que si sus utensilios faltaban podríamos morir mas, decidí tomas mi doble carga, más las cuatro de ellos para reiniciar mi marcha.

Como era de imaginarse volví a retrasarme, esta vez 24 minutos para ser exactos. Tanta fue la ira que provoque en el maestre de catapultas, que buscando una manera de deshacerse de mí, me ordeno armarme y me coloco en el centro de la primera línea de la legión central que tendría el primer choque con los bárbaros.

Tendrías que vivir la experiencia de ver una muralla negra de sedientos de vida, con una sola misión, tu muerte; para que puedas entender la aterrorizante fuerza que me sembró al piso, por medio de un deslumbrante temblor de piernas. Todos a mi lado, estaban más que molestos por que es bien sabido que una manzana podrida puede arruinar todo un banquete, por ello fui dejado atrás tras la primera orden de ataque, pudiendo moverme tan solo luego de que habían pasado 12 legiones por mi lado.

El combate fue espeluznante, me defendí como pude, mas bien sobreviví como pude pues solo dure 6 segundos en pie tras caer por un fuerte impacto a mi escudo legionario.

Entre sangre, miembros mutilados, aradidos de desgarrante dolor me arrastre hasta el único lugar donde sabia como sobrevivir, en mi área de catapultas. Pase por el lado de mi Maestre, que con un hacha en el pecho yacía muerto. El encargado de brigada al verme, se encolerizo al tal punto que me propino una patada tan fuerte, que basta para partirme los labios, la nariz y la frente, mientras rodaba por suelo; sin duda el desenlace había llegado, CONCIENTE de mi destino me levante a recibir lo que tenia por mas que seguro mi ultimo castigo… pero lo hice 3 segundos tarde, por ello lanza que atravesó primero el pecho de mi castigador, se clavo en mi hombro y no en mi corazón.

- Y como usted esta seguro de eso?

- Simple doctor, es que luego de caer al piso y mucho antes de que me recogieran y trajeran para usted curarme, me basto un segundo para ver mas allá de eso que se le llama tiempo, en lo Infinito de lo Absoluto, Sumergido en lo REAL…

- Jajajajaja usted me quiere decir que se ha iluminado bajo el fuego de Júpiter?

- La verdad se nota que usted aun duerme…

Alguien.

Titulo Obra y Gracia de Aurora del Tercer Milenio

9 comentarios:

alyohara dijo...

sabes esos que hacen daño despiertan el verdadero ser que llevamos!

wasarry Say nO MOre dijo...

Genial, tal como vos!!!

luima dijo...

eso le paso por la mente a Heath Ledger antes de morir , probablemente era el guion de su proxima pelicula ...ten cuidado

Mya dijo...

le bastó un segundo despierto para saber que durante toda su vida durmió..

Floralba dijo...

Cuanto dolor, cuanto dolor. Es necesario tanto dolor para despertar?

barb michelen dijo...

Hello I just entered before I have to leave to the airport, it's been very nice to meet you, if you want here is the site I told you about where I type some stuff and make good money (I work from home): here it is

Alguien dijo...

No; pero como no despertamos con el primer rasguño en el dedo; Si.

acookworkorange dijo...

Me puede alguien explicar que paso aca!!!.......Diablo creo que fundi pal de neuronas dandole craneo a esta...........Aylan te fuiste lejos ahora papa!

Bohemio dijo...

esta exelente como siempre,, me alejo de mi blog..pero regreso siemrpre y ecuenrto algo bello en el tuyo,.,,cuidate..