lunes, diciembre 19, 2011

Israel

Te quejas de todos cuantos te han maltratado,
pero cuando subes, les superas en crueldad...
Hasta cuando tendrás que sufrir
para Comprender
que todo cuanto recibes
es el pago por tus malos actos...
Cuando despertaras conciencia
para descubrir
que cuando le respondemos al mal con mal,
tan solo aseguramos que crezcan nuestros próximos sufrimientos.
Libérate de la causa y el efecto,
o el averno será un paraíso
frente a tu próximo destierro...

Aylan Pérez.

sábado, julio 16, 2011

Un Chorro de sueños

Su niña era preciosa, unos enigmaticos ojos marroquies envolvian todo el misterio de medio oriente. Su esposo la dejaba en el cuartito de Doña Juliana todos los lunes, apenas cuando los rayos del Sol iniciaban a estrirarse, mientras se iba a recorrer todo el sur profundo, fiando sus mercancías y celebrando con vítores cada centavo que le pagaban, entonando la frase que le haría famoso, “están pagando, están pagando”.

Hasta el viernes, en la mesa de Don Julio, una prosecion de platanos, huevos, leche, queso, mantequilla, pan, pescado, carne, entre tantos, la esperaban junto a los cubiertos, la hospitalidad y una amplia sonrisa. Que El alimentara a todo cuanto lo necesitara sin esperar absolutamente nada a cambio, eran tan natural como el rio que culminaba su recorrido con un freso baño en el mar.

- Doña Ana.
- Digame Don Julio
- Y uste’ va a cre’ que va’ a veni’ tiempo que si no e’ po’ un peso, nadie va a ve’ comia’.
- No don Julio, y como va a ser. El dominicano tiene el dar en la sangre.
- Ute’va a ve’.

Ese era el recuerdo que sumergió en el limbo a Doña Ana, muchos años después, en el patio de la casona fruto del trabajo incansable de su marido El Turco, ahora prospero comerciante millonario.
Mientras su hija, le llamaba a gritos, sin saber qué hacer con el mendigo de ropas raídas que esperaba diciendo;

- Un vaso de agua y algo de comida por la Misericordia de Dios –

Agua que salía a raudales por la llave a la que ella había enviado a su pequeña, para ver si con eso se quitaba el pordiosero que estorbaba frente a su vivienda.

Agua que ella juraría hasta el día en que cerró los ojos postrada en su lecho, que al salir clarito iba diciendo;

- Ute’ va a ve’, Ute’ va a ve’.


Aylan Pérez.

jueves, julio 14, 2011

16.00 Metros cúbicos de concreto.

Su talento y capacidad para hacer negocios, le habían Ganado el respeto y la admiración de todos cuantos le rodeaban y el temor de quien se interponían entre Él y sus metas.

Sentado tras su amplio escritorio, juraba que había terminado de tomar todas las decisiones para que su nueva plaza comercial, fuera la más memorable, la construida en menos tiempo, con menos recursos y la que más ganancias generada en la historia de Santo Domingo, cuando su eficiente asistente le interrumpió su partida.

-          - Estas son las propuestas para el último vaciado de la plaza.
-          - A ver, que me tienes Noreta.
-         -  Hormigones Monumental son los de más renombre, realizan los vaciados del gobierno y se le reconoce su calidad en todas partes, el metro cubico lo tienen a $ 100.00.
-          - ¿Que mas?
-         -  Investigando encontré una segunda opción, no tienen tanto renombre como los monumental, pero si encontré varios testimonios de que su nivel es igual a ellos, que los valores de su empresa, levantan la admiración de quienes trabajan con ellos, y que la Excelencia no está solo en su nombre, Hormigones La excelencia.
-         -  Interesante… ¿cuanto cuesta el Mt3?
-         -  Lo tienen a $ 75.00
-          - Continua.
-          - Por último,  obtuve la propuesta que menos cuesta, su reputación no es tan elevada, porque bien es sabido que nadie se libra de la frase aquella de que lo barato sale caro. Se llaman Hormigones El Maestro.
-          - Solo los tontos e idiotas se condenan a esa ridiculez, con astucia siempre se logra que la más barata sea la mejor opción y con carácter se logra que no le falte calidad. Cuento cuesta con ellos el metro?
-          - Cuesta $ 50.00
-          - Supongo que no esperas que te dé una respuesta. Los quiero vaciando mañana mismo. Tu Madre te viene a buscar?
-          - Ay no, ella no va a poder, ya está muy tarde.
-          - Si recoges en tres minutos te llevo.
-          - Enseguida señor.

Erastilo ya había encendido su vehículo, cuando Noreta llego a la carrera. – Ve que si se puede siempre - le murmuro mientras ponía la palanca en D. Su manera de manejar era el puro reflejo de su fuerte personalidad, con El al volante, pareciera que La capital siempre estaba en Viernes Santo, y lo único que lo detenía era cuando veía algún imprudente obstaculizando el transito u otro que se tomaba muy en serio aquello de que las leyes son para romperse.

Ya habían recorrido la mitad del camino, cuando luego de salir de una curva tomada de manera impresionante, no pudieron evadir una montaña de desperdicios.

-          - Por eso es que este país está como está, banda de abusadores, criminales, inconscientes, indolentes – Bramo mientras su piel tomaba un matiz escarlata vibrante. El vehículo sufrió bastante por debajo, y una piedra de la mezcla salto y le rompió el parabrisas – ay si lo agarro!

Piso el acelerador, dejando una sombra difusa en el lugar donde se había detenido, a esa velocidad y con esas maniobras, no había duda de que alcanzaría al culpable de tal barbaridad.

-          - Ellos tienen que saber que no pueden dejar caer eso a la calle, que cuando se seca se convierte en un demoledor de vehículos. Así se le daño una goma con todo y aro a mi Mama.
-          - Es que no tienen delicadeza, como no les cuesta nada y nadie sale a hacerles cumplir la ley, para ellos es mejor desbaratar todas las calles con esas lomas grises, que reparar la tapa del trompo – le respondió mientras esquivaba un camión lleno de plátanos – pero a ese no le va a salir barato, ese va a aprender lo que se llama ser responsable de sus actos.

El camión  les llevaba un buen trecho, pero tan pronto como avanzaban, no tardaron en darle alcance.

-          - Y no es con el chofer que voy a resolver, es con el dueño, porque él es quien tiene que velar para que todo en su empresa funcione. Y que no me venga con el cuento de que son los empleados, porque le voy a dejar bien claro que todo los que están bajo nuestras ordenes, a todos los que le pagamos, son nuestra responsabilidad y tenemos que asegurar que funcione como funciona el Jepeton que debe de tener.
-          - Así es.
-          - Míralo ahí ese desgraciado. Noreta, léele el nombre al camión que cuando ando sin lentes no veo nada que este lejos.
-          - No se ve bien, ummm, deje que pasen lo vehículos par que le alumbren el letrero, umm ya si, dice… Hormigones El Maestro.

Aylan Pérez.

jueves, junio 09, 2011

Cuento escrito en el celular.

En la víspera de sus once años, mostro la firmeza que caracteriza a los grandes de la historia. Con una voz severa, distintivo infalible de quienes entienden que el mundo le pertenece (y que así lo logran a fuerza de cuanto fuere necesario) reclamo a su Madre:

- Todos mis amigos van, tu no puedes obligarme a que sea el único a quien no dejen ir.

El deseo de que su ser mas querido sea feliz a cualquier precio fue mas grande que el susurro que se escuchaba desde su pecho, recordándole tan tristes tragedias con niños solos en los baños de las plazas, y las miles de veces en que vio a sus amigas pisoteadas y maltratadas frente a todos por sus hijos, y se aseguro a si misma que ella nunca permitiria que eso le pasara a ella.... Le respondio:

- Ve, pero no apagues tu BB.

Hoy, mientras el afronta una inmensionable lista de cargos en la cual narcotráfico es la mas débil de las acusaciones; su madre no entiende por que acusan a su pobre niño, y esta segura de que todo se debe a que a los grandes de las historia siempre se les acusa y se les persigue; sea por envidia, sea por quitarle lo que con tanto esfuerzo han ganado. Lo que su Madre nunca hará es relacionarlo con aquel día, en la víspera de sus once años.

Olv. Lemuria.

lunes, junio 06, 2011

Como eliminar un poeta

Pueden cortarnos las cuerdas vocales,
lacerarnos las manos y los pies,
reducir a minúsculos e imperceptibles trozos de polvo
cada musculo de nuestro cuerpo.
Pueden moler nuestra lengua,
aballestar nuestros ojos,
pisotear nuestros centros...
injuriar, difamar y calumniar nuestros plexos...
dejar caer sus inmundicias
sobre nuestras Relucientes Siete Flores de Loto...
 Arrancarnos de la memoria de todos cuantos duermen...
pero Jamás,
 nunca Jamás...
podrán Borrar La Esencia del Poeta...

Vestidos de aberrante Rojo…
 podrán provocar nuestra ceguera...
enjaular y manipular con invisibles cuerdas
 la jaula de esa Esencia...
Pero La Libertad le pertenece a Ella...
Y los dulces besos que recorren el viento nos lo recuerdan…

El Ser es el Ser, y la razón de ser del Ser es el mismo Ser...