lunes, junio 06, 2011

Como eliminar un poeta

Pueden cortarnos las cuerdas vocales,
lacerarnos las manos y los pies,
reducir a minúsculos e imperceptibles trozos de polvo
cada musculo de nuestro cuerpo.
Pueden moler nuestra lengua,
aballestar nuestros ojos,
pisotear nuestros centros...
injuriar, difamar y calumniar nuestros plexos...
dejar caer sus inmundicias
sobre nuestras Relucientes Siete Flores de Loto...
 Arrancarnos de la memoria de todos cuantos duermen...
pero Jamás,
 nunca Jamás...
podrán Borrar La Esencia del Poeta...

Vestidos de aberrante Rojo…
 podrán provocar nuestra ceguera...
enjaular y manipular con invisibles cuerdas
 la jaula de esa Esencia...
Pero La Libertad le pertenece a Ella...
Y los dulces besos que recorren el viento nos lo recuerdan…

El Ser es el Ser, y la razón de ser del Ser es el mismo Ser...

2 comentarios:

Autodestrucción; dijo...

Jamás, nunca jamás podrán eliminar a un poeta.

Josseiяis dijo...

Perfecto! Esta pieza es un grito, una identidad, es arte.
Un placer!