miércoles, mayo 20, 2009

3. Vuelve a lo básico…

Envuelto por el toque de las espigas verde ternura, el pequeño sendero me fue llevando a la pequeña elevación donde sobre las infinitas compañeras del rio, reposaba la imagen de lo Divino.

Lo delataban las eternas plumas que llenaban de vida la morada de los elementales minerales. Su iluminante brillo era tal, que por un instante todo deseo de posesión, apego tristeza, rencor, ira, envidia, codicia, avaricia, lujuria, angustia, desolación, engaño, calumnia, fue sustituido por la comprensión del Amor hacia cada Ser Humano, animal, tierra, planta, estrella, galaxia… sintiendo a Dios en cada Ser y Amando a ese Ser, a mi Ser y cada Ser entre más necesitado este del Amor…

El absoluto fue infinito, como el rayo que cruza la noche. Y en medio del éxtasis, mis grandes preocupaciones dieron la voz de alarma incitándome a no dejar pasar la oportunidad de adquirir las soluciones a los grandes retos de la cotidiana vida. Descendiendo hasta el suelo, le pregunte como podría alcanzar el éxito en el trabajo, la universidad, mi casa, mis amistades… y sin apartar la mirada del pececito dorado que saltaba de las cristalinas aguas me pregunto, ante la caducidad de los tiempos, que brinda el peso de la balanza del juicio final; no tienes cosas más importantes que hacer? Lentamente me aleje, balbuceando cosas importantes, cosas importantes, si cosas importantes, y cuando casi lo perdí de vista gire y le pregunte, por cierto, este es el plano físico o el plano astral?

Esteban!!! Levántate que se te va hacer tarde… Ups, casi lo logro, ya voy Doña!...

Olv. Lemur

2 comentarios:

Bohemio dijo...

es un trabajo personal muy duro, llegar a ese punto...saludos

Timoteo Estevez dijo...

chevere escrito...