viernes, junio 19, 2009

Cuento escrito detrás de una porta vasos del lobby de un complejo de villas en casa de campo.

Flotando, sobre la deliciosa hierba que esplendorosamente distingue su villa sobre cualquier otra, y con la fuerza que desde ya le garantizaba el correcto recorrer desde su estado Angelical a persona de éxito alcanzado tras sortear kínder, primaria, secundaria, universidad, Oxford… pero aun tan distante con sus 7 añitos apenas cumplidos, grito, mama, mama, mama! Qué te pasa hijo, ya papa termino de perder la cordura… y porque lo dices? Porque con el rostro iluminado, digno del mayor de los dementes, me acaba de decir que ya sabe lo que tiene que hacer, deja el misterio y dime ya, dime! Mientras buscaba su camión Tonka escala 1:20 respondió, pos me dijo que ya entendió por que los premios, la fama y la fortuna nunca habían logrado quitar la pesadumbre de su corazón, y con una sonrisa de vendedor de coco en busca de aprobación por haberte entregado el más lindo de su triciclo, nos condeno al decir que ya no escribiría para él, sino para el crecimiento de los demás, para transmitir la Luz en recorrido del Santo Dar… ohhh dios! Y ahora que haremos? No se mami, pero yo acabo de entender por qué anoche soñé que me preguntaba juiciosamente, porque no te habías casado mejor con un ingeniero rico…

Olv. Lemur

4 comentarios:

Laura E. dijo...

...y cuando se nos hace vacía la vida la llenamos de cosas, de trabajo, de gente inútil, de hobbies falsos, de pretenciones... y cuando se nos acaban las opciones volteamos la cara al jardín... allí, entre las flores y bajo el sol de este país tropical, entendemos que la vida es más que eso y menos que mucho, mucho más simple de lo que pensábamos... ahí despertamos.

Floralba dijo...

Hmmm, clarividencia?

Alguien dijo...

Wao! Amen!

Avalon's Butterfly dijo...

Me suena conocido esto..